La dieta LCHF

Si te gusta, compártelo !

Olvida todo lo que te han contado sobre las dietas para adelgazar. La dieta LCHF (baja en carbohidratos, más grasas) es la nueva revolución dietética.

La dieta LCHF
La dieta LCHF

LCHF (Low Carb, High Fat) – Baja en Carbohidratos, Alta en Grasas

Son la siglas de la dieta que está revolucionando la dietética. La dieta LCHF (BCAG en castellano). ¿Quieres mejorar tu salud y tu peso comiendo alimentos de verdad y sin pasar hambre? Entonces te interesa esta dieta.

Qué es la dieta LCHF

LCHF son las siglas en inglés de Low Carb, High Fat. O sea, una dieta con pocos carbohidratos y una proporción más alta de grasas. ¿Te suena extraño? No te preocupes, también puedes llamarla el método del placer. Porque de hecho puedes comer comida sabrosa hasta sentirte satisfecha y, aun así, bajar de peso.

Ha sido muy debatida en los últimos años, pero actualmente la dieta baja en carbohidratos está aprobada por la Dirección Nacional de Sanidad y Bienestar Social de Suecia para el tratamiento del sobrepeso y de la diabetes tipo 2. Cada vez más estudios científicos muestran que la dieta LCHF es la que tiene mejor efecto tanto para bajar de peso como para el control de la glucosa (azúcar) en sangre. El número de médicos y catedráticos que la promueven aumenta continuamente.

La dieta LCHF en resumen

Si es la primera vez que oyes hablar de esta dieta, aquí tienes los puntos básicos. Si ya la conoces y quieres más información, en un par de días te daré la lista de los alimentos permitidos y no permitdos y te explicaré los fundamentos científicos de esta dieta.

Come preferentemente: carne, pescado, huevos, verduras que crecen sobre la superficie de la tierra y grasas naturales (p. ej. mantequilla, aceite de oliva, etc.).

Evita especialmente: los azúcares y los alimentos ricos en almidones (féculas) como el pan, la pasta, el arroz y las patatas; evita también en lo posible las partes subterráneas comestibles de las plantas, o sea, las llamadas verduras de raíz (tubérculos, raíces comestibles), que también son alimentos más ricos en almidones/féculas.

Come cuando tengas hambre y para cuando dejes de tenerla. Fácil, sencillo y efectivo.

Esa es la clave de la dieta LCHF. Come cuando tengas hambre y solo hasta sentirte suficientemente satisfecha. Así de sencillo. No tienes por qué contar las calorías o pesar la comida. Y te puedes olvidar de todos los productos light de la industria alimenticia, de los alimentos bajos en grasas o de las etiquetas verdes y cosas similares.

Hay fuertes argumentos científicos que explican el buen funcionamiento de la dieta LCHF. Al evitar los azúcares y los alimentos ricos en almidones (féculas) el nivel de tu glucosa en sangre se estabiliza y los niveles de insulina (hormona que hace que almacenes grasa en el cuerpo) descienden. Y entonces aumentas la combustión de las reservas de grasas y te mantienes sin hambre más tiempo pues tu organismo se acostumbra a quemar grasas.

Al tomar pocos azúcares y almidones tu cuerpo se acostumbra a quemar las grasas.

ADVERTENCIA para diabéticos

Si eres diabética ya sabrás que los carbohidratos elevan la glucosa en sangre. Al comer menos carbohidratos con la dieta LCHF, disminuye normalmente la necesidad de medicamentos para la diabetes. Si estás usando insulina es posible que necesites dosis menores por lo que es aconsejable medirse frecuentemente la glucosa en sangre al comenzar esta dieta para disminuir tu medicación en la proporción adecuada.

Las personas sanas y aquellas cuyo tratamiento para la diabetes no necesita insulina no corren riesgo de hipoglucemia.

La buena salud como premio

En la naturaleza ningún animal necesita de la ayuda de expertos en nutrición o de tablas de calorías para comer. Comiendo simplemente los alimentos para los que están diseñados genéticamente se mantienen delgados y evitan caries, diabetes y enfermedades cardíacas. ¿Por qué el ser humano va a ser una excepción a ello?

En los estudios científicos realizados, la alimentación baja en carbohidratos (LCHF) no sólo mejora el peso sino también la tensión arterial, la glucosa en sangre y los valores del colesterol. También es habitual notar menos molestias en el estómago y un menor deseo de cosas dulces a los pocos días de comenzar.

En este artículo te explico detalladamente Qué comer y qué no comer en la dieta LCHF. En uno próximo (pocos días) os contaré las bases científicas de esta dieta.

Y si no quieres perderte ninguno de nuestros artículos y noticias sobre cómo adelgazar con salud te puedes suscribir con tu e-mail.

Suscripción por e-mail

Si te gusta, compártelo !
1 Punto2 Puntos3 Puntos4 Puntos5 Puntos (10 votos, promedio: 4,10 sobre 5. Si te ha gustado, vótalo !)
Cargando…

2 comentarios en “La dieta LCHF”

  1. Hola, he comenzado la dieta, pero me gustaría saber si lo hago bien, ya que consumo carnes principalmente de pollo y leo que hay que comer grasas y tengo miedo que las grasas disparen mi colesterol. Al cabo de cuántos días de haber comenzado el régimen debo empezar a bajar peso?? Hoy es el 5° día . Muchas gracias

    1. Hola, soy deportista y asiduo de LCHF, he oído que para deportes no “explosivos” como el andar en montaña, el esqui de montaña, no hace falta avituallamiento, basta con agua y sal con minerales, si prácticas otro tipo de deporte más “explosivo” como la bici de montaña o bici carretera sería conveniente de tener de avituallamiento hidratos? Cuales? Cada cuanto tiempo? Seria conveniente comerlos antes de saĺir a hacer deporte para llenar de glucogeno los músculos? Y después de hacer deporte para recuperar bien que alimentos serían convenientes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *